Marcha Nórdica Técnicas y consejos

Todo ejercicio amerita la asunción de una postura, en efecto, cada practica implica una serie de ejercicios que deben desarrollarse y cumplirse al pie de la letra, para así poder desarrollar el ejercicio como es debido y este no tenga impactos en la salud, tal cual como debe hacerse la técnica de la marcha nórdica.

Toma del bastón.

Toma del bastón

El primer paso a tomar en consideración es la utilización del bastón, considerando siempre que este debe contar con una serie de consideraciones previas, como lo son, que este sea el adecuado para la altura del participante.

En segunda instancia, se debe de aprender la forma correcta de tomarlo, para lo cual es necesario, que se cuente siempre con la muñequera, por lo que este siempre se toma, primero colocando la muñequera dentro de la mano, y llevado esta hacia el exterior del bastón.

Ajuste del bastón.

En caso de que el bastón que vayas a adquirir no sea de tu talla, no te preocupes, opta por aquellos que son ajustables, los cuales sin duda te brindan la posibilidad de tener un bastón cuyas dimensiones sean las adecuadas para ti.

Es por ello, que antes de practicar la caminata, siempre busques asesoría al respecto de la mano de un experto, o al menos visites una tienda especializada en la venta de productos para la marcha nórdica.

El paso correcto.

En contadas ocasiones te hemos indicado que la marcha nórdica, se trata de una actividad que se lleva a cabo con total naturalidad, es decir, que esta si bien amerita su esfuerzo no implica que debas caminar de una forma extraña o bien extremadamente exigente.

Lo único que variará en la práctica de esta caminata, es que los pasos a ejecutar son más largos, es decir, estos ameritarán un poco más de inclinación tanto del tronco superior como de la pierna.

La distancia ha de ser prudente, hay quienes recomiendan que esta no deba exceder entre los 30 a 60 centímetros, del cuerpo, ya que una distancia mayor implicaría una inclinación superior, y en la marcha un mayor desgaste.

Brazos y Troncos.

En lo que respecta a los brazos, los expertos consideran que el límite lo marca, la máxima extensión que pueda obtener el codo, es decir, que el movimiento máximo que puedes realizar con estos, lo evidenciarás con todo tu brazo estirado, o lo que es lo mismo con el brazo recto.

Hay quienes recomienda que este movimiento suele hacerse sencillo con el calentamiento previo, donde los músculos anteriores y posteriores del brazo se ejercitan, tornándolo más suave o bien más suelto.

Mientras que en lo que atañe al tronco, este no debe mantenerse del todo recto, pero tampoco debe de inclinarse por completo hacia adelante, ya que en cualquiera de los casos ello ameritaría un sobreesfuerzo que sin duda repercutiría en la espalda.

Lo idóneo es que el tronco se incline levemente hacia adelante, es decir, que el movimiento a realizar en el desplazamiento ha de ser sutil, sin inmiscuir mayores esfuerzos que van en contra de la práctica.

El bastón y su apoyo.

El bastón y su apoyo

Como ya sabrás, el bastón en el caso de la marcha nórdica, se utiliza como soporte y como herramienta de impulso, pero para que este pueda ayudarte a cumplir los objetivos, debes conocer la forma correcta de usarlo.

En líneas superiores te mostramos como debes de tomarlo, pues bien, en lo que concierne a la postura en el a superficie, este  debe ir al compás contrario del paso, es decir, que si mueves el pie derecho, vas en contraposición a deslizar el bastón izquierdo, ya que así es como creas el equilibrio debido.

De igual forma, es así como ocasionas el impulso, llevándote esto a la subida o bien al descenso que deseas, puede que al principio ello te cueste, pero recuerda manejarlo con total normalidad y relajando el cuerpo y la mente.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Vote count:

Deja un comentario